Historia

Sobre El Hogar ProVegan

El Hogar ProVegan inicia su andadura en el año 2004, entonces con el nombre de El Hogar de Luci, centrando su actividad en el rescate de aquellos perros y gatos más desfavorecidos que esperaban la muerte recluidos en diferentes perreras del estado. Posteriormente, los animales eran realojados en casas de acogida o residencias caninas a la espera de su adopción.

En el año 2007, El Hogar de Luci se constituye legalmente, procediéndose a su inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones en Madrid y da comienzo una etapa de especial incidencia en acciones de concienciación sobre temas como el abandono y maltrato animal o la esterilización, manteniendo paralelamente el trabajo de rescate y gestión de adopciones que ya venía realizándose.

A partir de este momento, tiene lugar la evolución hacia un pensamiento antiespecista y la asociación comienza a prestar su ayuda a animales necesitados de cualquier especie.

Así fue como las puertas de El Hogar se abrieron también para patos, cerdos, gallinas, ovejas y otros animales considerados “de consumo” y explotados por el ser humano. Ellos, que no tenían cabida en ningún otro lugar, contaban al fin con una asociación que les ofrecía la posibilidad de una vida digna.

Pese a la escasez de medios y la carencia de fuentes de financiación, los integrantes de la asociación decidieron emprender un proyecto novedoso y pionero en nuestro país movidos por la ilusión y la determinación de ofrecer un futuro de esperanza a tantos animales oprimidos, condenados y olvidados por la sociedad.

Llegados a este punto, surgió la necesidad de habilitar unas instalaciones adecuadas para el alojamiento de todos los animales, donde herbívoros y perros dispusieran de amplios espacios para desenvolverse según su naturaleza, donde los gatos disfrutaran de casas confortables acondicionadas para ser ese hogar que nunca tuvieron, donde patos y otras aves contaran con extensos parques dotados de refugios y estanques, donde, en definitiva, cada individuo pudiera desarrollar su vida plenamente en un entorno seguro y acorde a sus necesidades físicas y psicológicas.

Se inició entontes la búsqueda por todo el estado de un terreno apropiado para este fin y ajustado al limitado presupuesto de la asociación. Finalmente ese lugar fue localizado en la comunidad de Madrid y allí comenzó la construcción de un verdadero Hogar.

Daba así comienzo una nueva y trascendental etapa en la vida de la organización, que marcaría, además, un hito importante en la historia del Movimiento de Derechos Animales en nuestro país.

Había nacido el primer santuario multiespecie de España.

Tras 5 años rescatando y cuidando a más de 300 animales de diferentes especies, víctimas de la explotación y el desinterés humano, el proyecto ha ido creciendo día a día hasta que en el año 2013 El Hogar de une a la asociación ProVegan, dando lugar a El Hogar ProVegan, como es conocida hoy en día. Gracias a esta unión, no sólo se garantiza el cuidado diario de los animales que habitan el santuario, que viven su vida felices y en libertad, sino que además podemos ejercer una lucha activa por los derechos de los animales con el respaldo de las investigaciones acerca de, entre otras cosas, nutrición, del Dr. med. Ernst Walter Henrich, fundador de ProVegan.